martes, 13 de noviembre de 2012

¡Ante la indiferencia: AMOR!

La terapeuta de Camilo siempre se sonríe cuando yo hablo con propiedad sobre las características de l@s niñ@s con Sindrome de Down. Ella trabaja también en una fundación para niñ@s con autismo, y me refiere que los padres de estos niñ@s también terminan convertidos en expertos en el tema. No veo cómo no se despertaría en los padres la inquietud por saber todo lo que puedan sobre la condición que presenta su hij@, a fin de hacer lo mejor para ayudarl@.

Y así vamos, padres y madres de niñ@s especiales leyendo cuánto artículo nos cae en las manos o en la pantalla, para estar totalmente informados sobre la salud de nuestros pequeñ@s. Algunos incluso irán un paso más adelante, y abrirán blog, y páginas en facebook, y harán campañas por la inclusión entre sus conocidos, y poco a poco vivenciarán un fenómeno terrible que se come a pedazos esta sociedad: la indiferencia.

De repente usted verá cómo la gente ve cada vez menos sus publicaciones, cómo ignora sus convocatorias, y cómo siempre, ante invitaciones para incorporarse en la lucha, usted recibe negativas que van desde la simple evasión hasta el "no tengo tiempo", "no me interesa", "no puedo ayudarte".


Lo primero que tengo que decirles es: no se preocupen. Un niño o niña especial viene a nuestras vidas a cambiarlo todo, absolutamente todo, y eso pasa también por las amistades y aliados. Las personas que serán imprescindibles en tu lucha por la inclusión y por sacar adelante a tu hij@ las irás conociendo en el camino, bien sea porque siempre estuvieron a tu lado y de improviso se revelaron, o porque aún no los conoces y ya irán llegando a tu vida. No te desesperes, la vida se encargará de rodearte de ángeles maravillosos que curarán el dolor que hoy te produce la espalda de quienes creías tus compañeros de lucha o amigos de vida.



Ni siquiera guardes rencor, no es culpa de ellos, es culpa de esta sociedad y sus estereotipos, para quienes "los débiles y las minorías" (como ellos nos llaman) no existen. El individualismo que convence a cada uno de nosotr@s de que lo único importante somos nosotr@s mism@s y los que nos concierne, y que no hay que preocuparse por más nada, pues no es nuestro deber o responsabilidad. ¡Ante la indiferencia: AMOR!

Hace poco uno de mis ocupados conocidos me decía por facebook "que no esperara una participación muy activa de él en el tema, puesto que tenía de más con su proyectos profesionales y familiares, y que la culpa de su indiferencia era de la sociedad que poco le había prestado atención". Respuestas así las obtendremos de l@s cercan@s, incluso de instituciones, es nuestro deber no desanimarnos y seguir luchando por construir un mundo diferente, donde nuestr@s hij@s puedan desarrollarse con amor y en libertad .



A este tipo de compañer@s sólo nos basta decirles que nos alegra mucho que tengan tantos proyectos, y que lamentamos mucho que no tengan tiempo, pues lo hermoso de la vida es el viaje. No está de sobra informarles también que el Síndrome de Down no es una condición ajena y extrañísima, sino algo frecuente y que todos y todas los que queremos descendencia estamos propensos a ser parte de ella. De todas formas aquell@s que se deciden hoy por la indiferencia no deben preocuparse, si mañana les ocurriera, acá estaríamos nosotr@s para apoyarl@s.

¿Cómo romper con ese mito de cuáles humanos sí y cuáles no son responsabilidad de nosotr@s? ¿Cómo acabar con la indiferencia? Estamos convencidos de que lo primero debe ser la educación, la formación y la información de la población en general ante el tema, su cotidianidad y su verdadera cara, despojada de todos los mitos existentes. Porque muchas veces no es indiferencia, es ignorancia.



¿Cómo se logra eso? Pues haciendo cumplir las leyes, que dictan la obligación de las instituciones de promover campañas por la inclusión. Ahí están la Constitución, la Ley de Personas con Discapacidad, la Lopna y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión. Ahí están los comités de usuarios para instar a los medios al respeto y promoción de personas con capacidades especiales. Tenemos las herramientas, falta organización y voluntad política para ejecutarlas. 

Pero mientras llegamos a lo global, está bien encargarnos de lo local. Organiza charlas informativas en tu edificio, en tu cuadra, en la escuela de la urbanización o del barrio. Entra en contacto con las asociaciones de padres, las juntas de vecinos, los consejos comunales. 
 
No podemos olvidar que nosotr@s como especie evolucionamos teniéndole miedo a lo desconocido, rechazando lo que no comprendemos, evadiendo lo que no nos gusta. La única forma de cambiar esto, que no va a modificarse sustancialmente, es a través de la información. No podemos con el hecho humano de "temerle a lo desconocido o rechazar lo que no entiende", pero podemos hacer que nos vean tal cual somos, podemos transmitir el mensaje que quiénes somos y cuánto valemos, es decir que nos conozcan y nos entiendan, para finalmente aceptarnos. Pero para eso hay que dejar de ser invisibles.

Conocernos es el primer paso. Escríbenos: orgullodownvenezuela@hotmail.com / orgullodownvenezuela@gmail.com / facebook: orgullo down venezuela / @orgullodownvzla. Cuéntanos tu historia, tus ideas para mostrarnos, para incluirnos. Vamos a conocernos, a organizarnos, a salir de las sombras, a proyectar luz sobre nosotr@s...

...Vamos tod@s junt@s a dejar de ser invisibles!!!!!!!!!  


No hay comentarios:

Publicar un comentario