jueves, 1 de mayo de 2014

En el Día del Trabajador y la Trabajadora...

En el Día del Trabajador y la Trabajadora escribimos esta entrada para felicitar a todos y todas las que día a día colocan lo mejor de ellos y ellas por construir un mejor país.

 

 

Hoy 1 de mayo queremos publicarles en esta entrada el Capítulo III de la Ley de Personas con Discapacidad de Venezuela, la cual reconoce y obliga a las empresas a tener dentro de su plantilla no menos del 5% de Personas con algún tipo de discapacidad.

 

 El trabajo también es un Derecho Humano, y son las leyes las que deben velar por asegurarlo, así como somos nosotros y nosotras -como sociedad - quienes debemos velar porque se cumplan, y por además cuidar y dar seguimiento sobre todas las áreas y procesos de capacitación que permitan a nuestros hijos e hijas formarse para la vida.



 

 Es con respeto, tolerancia, normalización, integración e inclusión que llegaremos a la convivencia real, en un mundo de justicia.

 

¡A cada quien según sus necesidades, y de cada quien según sus capacidades!

 

 

Capítulo III.

Del Trabajo y la Capacitación.
Políticas laborales.

Artículo 26. El ministerio con competencia en materia de trabajo, con la participación del ministerio con competencia en materia de desarrollo social, formulará políticas sobre formación para el trabajo, empleo, inserción y reinserción laboral, readaptación profesional y reorientación ocupacional para personas con discapacidad, y lo que correspondan a los servicios de orientación laboral, promoción de oportunidades de empleo, colocación y conservación de empleo para personas con discapacidad.

Formación para el trabajo.
Artículo 27. El Estado, a través de los ministerios con competencia en materia del trabajo, educación y deportes, economía popular y cultura, además de otras organizaciones sociales creadas para promover la educación, capacitación y formación para el trabajo, establecerán programas permanentes, cursos y talleres para la participación de personas con discapacidad, previa adecuación de sus métodos de enseñanza al tipo de discapacidad que corresponda.

Empleo para personas con discapacidad.
Artículo 28. Los órganos y entes de la Administración Pública y privada, así como las empresas públicas privadas o mixtas, deberán incorporar a sus planteles de trabajo no menos de un cinco por ciento (5 %) de personas con discapacidad permanente, de su nómina total, sean ellos ejecutivos, ejecutivas, empleados, empleadas, obreros u obreras.
No podrá oponerse argumentación alguna que discrimine, condicione o pretenda impedir el empleo de personas con discapacidad.
Los cargos que se asignen a personas con discapacidad no deben impedir su desempeño, presentar obstáculos para su acceso al puesto de trabajo, ni exceder de la capacidad para desempeñarlo. Los trabajadores o las trabajadoras con discapacidad no están obligados u obligadas a ejecutar tareas que resulten riesgosas por el tipo de discapacidad que tengan.

Empleo con apoyo integral.
Artículo 29. Las personas con discapacidad intelectual deben ser integradas laboralmente, de acuerdo con sus habilidades, en tareas que puedan ser desempeñadas por ellas, de conformidad con sus posibilidades, bajo supervisión y vigilancia. A tal efecto, el ministerio con competencia en materia del trabajo formulará y desarrollará políticas, planes y estrategias para garantizar este derecho.

Inserción y reinserción laboral.
Artículo 30. La promoción, planificación y dirección de programas de educación, capacitación y recapacitación, orientados a la inserción y reinserción laboral de personas con discapacidad, corresponde a los ministerios con competencia en materia del trabajo, educación y deportes y economía popular, con la participación del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario