domingo, 20 de julio de 2014

¿Integración verdadera? Convivir

Como todos los fines de semana, compartimos con ustedes nuestra columna del sábado, publicada por las y los compañeros del diario venezolano El Correo del Orinoco (http://www.correodelorinoco.gob.ve)


Esta vez el tema son los medios de comunicación, la invisibilización de las Personas con discapacidad en ellos y aquell@s discriminatorios que piensan que esta participación es "meter mucha realidad en pantalla".

Como siempre, la invitación a que la lean, la compartan, la discutan y la comenten... Sus aportes son valiosos y esperados.


¿Integración verdadera? Convivir

Un amigo me envía un link a la página “Movimiento Down”. ¿Para qué? Para presentarme a Fernanda Honorato, del espacio “Programa Especial” de TV Brasil, y quien es la primera reportera con síndrome de down de ese país.

Fue seleccionada hace 6 años, luego de hacerle una entrevista (también baila y es medallista) donde llamó la atención, y se le probara mandándola a hacer una nota, que salió tan bien que fue transmitida.

Desde entonces, presenta semanalmente sus reportajes con calidad y profesionalismo.

Recuerdo entonces a Pablo Pineda, primer graduado universitario europeo con síndrome de down. Psicopedagogo, actor y conductor de “Piensa en Positivo”, programa de la Televisora Española, también por la visibilización.

Como dice la reportera Honorato: “Sólo necesitamos que crean en nosotros”.

Y ahí está el detalle. Pocos se arriesgarían. Algunos hasta pensarían igual que una ex amiga, cuyo esposo por cierto es director de un canal: “¿No te parece demasiada realidad junta? La gente llega del trabajo y quiere relajarse, no ver eso”.

Por fortuna, resaltan medios como “RNV” y “Oye Ven”, radios donde Marjori Ledezma y Mariely Valero, mujeres con discapacidad visual, y José Antonio Martínez, quien presenta discapacidad motora, ejercen sus profesiones de periodistas.

Pero falta la televisión. En la época de la información, no estar en la televisión, es no existir en el mayor alimentador actual de la Cultura. Y cuando eso ocurre un velo nos cubre.

¿Cómo aceptar algo que no se conoce? ¿Cómo conocer algo que no se ve?

Ese debe ser el siguiente paso: tomar la televisión. Pero no desde el documental que pinta a la persona con discapacidad con lástima o como un súper héroe.

A las personas con capacidades especiales debe permitírseles dejar el rol de objetos pasivos para la observación, y convertirse en sujetos activos protagónicos. Sabiendo además que la Discapacidad no es su único tema posible.

¿Por qué no un atleta paraolímpico como comentarista deportivo? ¿O una narradora de noticias con discapacidad visual? ¿O una actriz con síndrome de down? ¿Acaso los medios no presumen de ser reflejo de la realidad?

Las personas con capacidades especiales también son reales, y además son venezolanas y venezolanos, con el derecho constitucional a la participación y el protagonismo.

No habrá inclusión hasta conquistar la tolerancia, que provienen de la normalización, y eso pasa porque las Personas con capacidades especiales comiencen a ser cotidianas, próximas, iguales. De eso se trata la integración verdadera: de convivir.

 Por Armando Lozada

orgullodownvenezuela@gmail.com  

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario