sábado, 5 de julio de 2014

La intolerancia será siempre un autogol

Les traemos en esta entrega nuestra columna de este sábado, publicada como siempre por las y los compañeros del diario Correo del Orinoco, esperamos les sea de provecho. Esperamos sus comentarios, sugerencias, opiniones, consejos, reclamos... Ahí va:

La intolerancia será siempre un autogol


"El 16 de mayo de 2014 publicamos en nuestra cuenta twitter el link de la canción “En mi mundo paralelo”, escrita para las y los niños especiales por Roque Valero.

Al ser retuiteados por el artista, fuimos blanco de insultos. El más resaltante: la usuaria Alejandra Ríos, quien en su cuenta @valrof01, publicaba a @orgullodownvzla junto a la palabra “asco”.

Semanas después, el 7 de junio, la actriz Mimí Lazo compartía en su twitter el mal rato que vivió al ser víctima de un intento de secuestro. Respuestas llenas de odio coparon su cuenta. ¿La razón? La simpatía que se le adjudica a la protagonista del “Aplauso va por dentro” con la Revolución.

Al día siguiente, el 8 de junio, el diputado Julio Borges, incluía en su columna del diario “Últimas Noticias” la frase “El Presidente de la República, con el estilo autista que lo caracteriza”, como si esto constituyese un insulto hacia el presidente Maduro y no un acto de discriminación hacia un sector de la población con esta condición.

Sin embargo, la intolerancia no está sólo en la otra cancha. Desde el 12 de junio, hemos visto los insultos de parte del sector chavista hacia la periodista venezolana y directora de este diario, Vanessa Davies, ocasionados por su apoyo hacia Luis Chataing.

¿Está la periodista Davies en un error al apoyarlo? Tal vez. Pero ella tiene derecho a hacerlo, y ese derecho se lo da la Democracia que vive Venezuela.

Años de lucha y demostraciones en palabra y acción de su compromiso revolucionario quedaron en el olvido, sólo por manifestar su solidaridad hacia un comunicador que afirma haber sido violentado en su derecho a la Libertad de Expresión.

¿Existen pruebas? No las conocemos. ¿Se precipitó la periodista? Tal vez. ¿Compartimos su posición? No. Pero eso jamás nos hará levantar la pluma o el teclado para erigir los insultos más despreciables ante una compañera de lucha; ni siquiera hacia un adversario.

Estas noticias parecieran pertenecer ya al pasado. No obstante, creemos nuestro deber recordarlas, pues su naturaleza nos advierte que si en Venezuela no podemos tolerar siquiera que el otro piense distinto, cuanto más lejos estamos de aceptar y convivir con quien ES DISTINTO, por ejemplo: las Personas con diversidad funcional.

La intolerancia será siempre un autogol hacia el futuro de una Patria incluyente, donde realmente podamos convivir, con Paz y Justicia, en nuestra diversidad".  


No hay comentarios:

Publicar un comentario