sábado, 2 de agosto de 2014

Profundizar, debatir y crear la Convivencia

Como todos los sábados compartimos nuestra columna "Orgullo Down Venezuela", publicada por las compañeras y compañeros del diario venezolano "Correo del Orinoco":




Esta será la primera de una serie donde nos enfocaremos en reportar la lista de artículos que consideramos deben ser cambiados, profundizados, ampliados e introducidos en la Ley de Personas con Discapacidad y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, a fin de procurar la inclusión de Personas con condiciones especiales en los medios, sobre todo en pantallas de televisión y cine, como próximo y urgente paso en la visibilización de este sector de la población.

Como siempre esperamos sus comentarios, opiniones, aportes, críticas... son muy importantes para nosotros y nosotras:


Profundizar, debatir y crear la Convivencia


Cuando decimos “el próximo paso en la visibilización de la Personas con condiciones especiales debe ser tomar los medios de comunicación”, sabemos que estamos frente a un largo, pero no imposible, camino.

Cambiar los medios para que abran sus micrófonos, páginas y sobre todo pantallas a las Personas con diversidad funcional no sólo depende de algunas voluntades, sino de reformas sustanciales en las parrillas de programación, los temas tratados y financiados por los productores nacionales y de las Leyes referentes al tema.

Venezuela cuenta con dos Leyes, nacidas en Revolución, que son fundamentales para conseguir la participación activa y protagónica de las Personas con capacidades especiales en los medios de comunicación: la Ley de Personas con Discapacidad y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión.

Sin embargo, es necesario reformar, ampliar y dejar sentado en sus artículos este Derecho. De no hacerlo, la inclusión de personas con diversidad funcional como parte activa de la plantilla de actores y actrices, productores, periodistas, animadores, comentaristas y técnicos sería solo un buen momento de algunos medios, no de todos, y dependería siempre de la buena voluntad de sus directivos: debe tomar marco legal.

Pero las cosas desde el principio. Sin temor a caer en reformismos, creemos necesario modificar el nombre de la Ley de Personas con Discapacidad. Continuar llamándola así hace que -desde la misma Ley que vela por las Personas con diversidad funcional- el foco siga estando en la discapacidad y no en la persona. La palabra “discapacidad” debe desaparecer. ¿Están de acuerdo? ¿No? ¿Sí? ¿Por cuál sustituirla? Abramos la discusión.

En cuanto a la Ley de Responsabilidad en Radio y Televisión son muchos más los cambios. Por nombrar solo uno: podríamos empezar con el trato a las y los usuarios con diversidad funcional. En el numeral 8 de su artículo 3 dice que los medios deben “procurar las facilidades para que las Persona con discapacidad auditiva puedan disfrutar en mayor grado de la difusión de mensajes”. Por un lado, la palabra “procurar” parece pertenecer más al marco de la voluntad que de la obligación Por otro, este artículo deja por fuera otras condiciones.

¿Qué tal “crear” también televisoras, programas o películas adaptadas para Personas con diversidad funcional visual o programas educativos para infantes con capacidades intelectuales especiales? Tenemos la tecnología y el talento humano: falta la voluntad y la Ley que así lo exija.

Estos son solo dos ejemplos de los muchos que hay que profundizar, debatir y crear dentro de estas Leyes, a fin de parir en colectivo esa anhelada sociedad de tolerancia y convivencia. Tenemos el escenario perfecto: estamos en Revolución y en plena construcción de la Patria nueva.



    



No hay comentarios:

Publicar un comentario